Ayudas de 6.000 € para empresas que conviertan un contrato formativo en indefinido

La Consejería de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, a través del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), ha lanzado una ayuda de 6.000 euros para las empresas que conviertan el contrato formativo de una persona de su equípo en un contrato indefinido a tiempo completo. Esta conversión afecta tanto a contratos de formación y aprendizaje como a contratos en prácticas, ambos temporales, de los que se benefician mayoritariamente jóvenes.

La convocatoria también recoge una ayuda de 3.000 euros cuando el nuevo vínculo sea un contrato indefinido a tiempo parcial. Las empresas de la Región de Murcia pueden acogerse a estas ayudas hasta el 16 de octubre de este año, y disponen de un plazo de presentación de solicitudes de quince días a contar desde la fecha en la que se produzca la conversión.

 

83514-Conversión

La Comunidad destina 933.000 euros a esta medida, para así incentivar a las empresas a consolidar la situación laboral de estos trabajadores, generalmente jóvenes. Además, estas ayudas son compatibles con bonificaciones de la Seguridad Social, que varían en función de si el contrato objeto de conversión es de formación y aprendizaje o en prácticas.

El director general del SEF, Alejandro Zamora, indicó que “se trata de una línea de subvenciones que apuesta claramente por la calidad en el empleo. Los principales esfuerzos del Gobierno regional están centrados en los desempleados, pero también queremos que, a través de este tipo de ayudas, estas personas que cuentan con un contrato temporal puedan dar un paso más en su estabilidad laboral, y alcancen un contrato indefinido”.

Los contratos de formación y aprendizaje se establecen sobre acuerdos a los que llegan las empresas con el personal, menor de 25 años, que desea adquirir experiencia remunerada en un oficio o ejercer las funciones de un puesto para el que todavía carece de formación. Con lo que, en muchas ocasiones, acceden a su primer empleo, recibiendo al mismo tiempo formación teórica y práctica.

El contrato en prácticas, por su parte, exige que el trabajador que se va a contratar ya cuente con una titulación oficial. En este caso, el objetivo no es únicamente el de adquirir experiencia en un trabajo específico, sino también que esa experiencia actúe sobre los estudios cursados. Aunque este contrato no tiene limitación de edad la mayoría de quienes se benefician, son jóvenes que acaban de obtener su titulación.

Puedes ver la publicación en el BORM AQUÍ

Deja un comentario